Ayudar es gratis

¿Todavía no has hablado con tus hijos de la Cuaresma? Lo digo porque en el club, ya sea con el preceptor o con el sacerdote, ya sea en los medios de formación que hemos tenido desde el 22 de febrero -miércoles de ceniza- no hemos hablado de otra cosa.

No en plan pesado, pero estamos procurando ayudarles a enfocar sus luchas para ser mejores cristianos con esa referencia litúrgica. Ya sabéis lo importante que resulta para educar que vayamos todos a una en el club, en casa y en el colegio, y que reciban las misma idea para que la Cuaresma no sea tan odiada como el pescado y mira qué injusticia acabo de cometer con las habitantes del mundo submarino: con lo buenas que están las gambas.

Además, puede ser un buen argumento que os sirva para tirar de ellos para arriba en cosas pequeñas de servicio, de generosidad, de trabajo bien hecho,… Pero siempre en tono positivo, que no es lo mismo decir que “Dios se enfadará si no cumples tu encargo” que decir “qué contento se va a poner Jesús si lo heces bien”.

– Y el vídeo, ¿a qué viene?.
– No sé. Buscaba otra cosa pero esta me sirve.